Clima Laboral

La mayor parte de nuestro tiempo hábil lo pasamos en nuestro lugar de trabajo, por lo que se hace necesario que tengamos un ambiente laboral agradable para realizar nuestras asignaciones con la mejor actitud posible.

Cuando hablamos sobre clima laboral, nos referimos a la percepción que tienen los empleados sobre su lugar de trabajo, el estilo para la toma de decisiones, el modelo de las relaciones interpersonales entre los empleados (jefes y compañeros), la comunicación informal, entre otros.  El ambiente laboral, es algo así como la atmósfera dentro de la compañía o como “lo que se respira en ella” y tiene que ver con el conjunto de sentimientos y emociones favorables y desfavorables por los cuales los empleados sienten valorado su trabajo.

Este ambiente favorable de trabajo o clima laboral es la parte visible del iceberg, del cual la parte invisible está formada por los supuestos subconscientes compartidos que constituyen la cultura organizacional, la cual es gestionada para lograr el compromiso del personal en la obtención de los resultados esperados a través de las transformaciones necesarias o cambio organizacional.

2018.02.00.CLIMA LABORAL.jpg

El objetivo de los procesos de cultura, clima y cambio organizacional es construir un ambiente de trabajo favorable  para la integración de los esfuerzos de las personas que conforman la institución, con el fin de conseguir unos objetivos específicos.  A través de la gestión de los recursos es posible identificar las necesidades de la organización y establecer estrategias de acompañamiento, alineadas con la filosofía institucional y las últimas tendencias de gestión humana.

Todos los elementos que integran la cultura, el clima y el cambio organizacional se desenvuelven dentro de un marco de liderazgo, propio de cada organización, el cual determina el estilo, el nivel de desempeño y los supuestos subyacentes asociados a los medios necesarios para el alcance de los objetivos organizacionales.

Por esta razón el liderazgo es el elemento que marca el rumbo, el tiempo y la forma de dirección de la organización, pues el comportamiento de los líderes determina la manera de proceder de los individuos y de los equipos de trabajo.  Este liderazgo está definitivamente influenciado por los elementos invisibles del iceberg que marcan los modelos de pensamiento y el estilo de dirección de la organización.  Por ejemplo, si el tipo de cultura en la organización tiende a desarrollar el sentido de familia y la lealtad, el clima laboral percibido será de protección y paternalismo.

Para modificar el contexto en el que se desarrollan las interacciones mediante las que se construye el clima laboral es necesario establecer estrategias, tales como:

  • Cambios en creencias y valores, a través de la formación y la creación de grupos de participación.
  • Cambio de patrones de conducta, estableciendo nuevos sistemas de recompensas.
  • Cambios de personal, pues integrando nuevas personas llegarán a la organización, nuevas ideas que pueden generar cambios de los valores y creencias dominantes.
  • Reubicaciones internas que pueden provocar nuevos aprendizajes y experiencias que generarán cambios en los valores organizacionales.

De esta forma gestionar ambientes laborales saludables a través del empoderamiento de los líderes y el personal a su cargo, suministrándoles herramientas y recursos de autogestión, se convierte en una tarea del día a día y deja de ser una intervención puntual para resolver situaciones determinadas.

Un comentario sobre “Clima Laboral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s