Gestión de la Felicidad en el Entorno Laboral

Vivir en armonía con nosotros y con nuestro entorno es una aspiración natural, normal y habitual, dicho de otra forma todos aspiramos un estado de bienestar que nos conduzca a la felicidad. Difícilmente encontraremos quien coherentemente nos pueda definir la infelicidad, más bien se define con comportamientos o hábitos que nos pueden privar de bienestar y plenitud; en cambio es posible que nos resulte más fácil definir cómo podemos alcanzar la felicidad.

Aristóteles afirmó que la felicidad es una actividad de acuerdo a la virtud. El hombre feliz vive bien y obra bien.

La felicidad es alcanzar la plena satisfacción con lo que somos y tenemos, de manera que la felicidad no es una experiencia que nos llega desde el exterior, es una sensación de plenitud que se produce en nuestro interior. Si pudiéramos pensar en algún momento en el que hayamos podido decir con toda satisfacción: “Soy Feliz”, es casi seguro que no todo era perfecto en ese momento ni todos los problemas o conflictos estaban resueltos, pero sentíamos esa plenitud interna que nos llenaba de alegría y nos movía a amar y compartir la vida con los demás, deseando que hasta ellos llegara nuestra experiencia de bienestar.

Ser feliz es el objetivo y todos, salvo patológicas existencias, deseamos vivir bien, pero cada uno tiene ideas diferentes de cómo alcanzarlo y se propone rutas diferentes para lograrlo, de acuerdo a sus aspiraciones y estilo de vida que se desarrollan en la cotidianidad.

La mayor parte de nuestro tiempo hábil lo pasamos en la actividad laboral que realizamos, ya sea en la casa o fuera de ella, por cuenta propia o en relación de dependencia, de forma voluntaria o compensada, lo cierto es que diariamente, al menos dos terceras partes de  las 24 horas del día, las invertimos en el trabajo y cualquiera que sea la tarea que realicemos, se hace necesario sentirnos bien y encontrar sentido a lo que hacemos.

Gestionar la felicidad en el entorno laboral es construir ambientes de trabajo que generen armonía y bienestar, esto tiene que ver mucho con el Clima Laboral de la organización: motivación, oportunidades de desarrollo y crecimiento, adecuado y cómodo lugar físico de trabajo, percibir una buena compensación económica, entre otros. Pero también tiene que ver con evitar los hábitos de comportamiento nocivos dentro del ámbito laboral pues en última instancia quien decide estar bien o mal en sentido general es la propia persona que ocupa el puesto de trabajo.

Para gestionar la felicidad en los ambientes de trabajo es necesario construir espacios libres de hábitos de comportamiento nocivos que generan infelicidad, por eso debemos:

  • Cuidar la autoestima y autoconfianza, pues no conseguiremos la valoración positiva de los demás si pensamos mal acerca de nosotros mismos.
  • Agradecer las bendiciones recibidas: la vida, la salud, la familia, el trabajo, las habilidades, los recursos… tener un corazón agradecido nos ayudará a disfrutar lo que hacemos.
  • Desarrollar la capacidad de aceptar las críticas, siendo conscientes de que podemos cometer errores, evitando colocarnos en el plano de víctimas.
  • Respetar las opiniones y criterios de los demás para que ellos respeten las consideraciones que podamos emitir.
  • Salir de la zona de confort planteando metas retadoras gestionadas con flexibilidad y asimilación adecuada de la incertidumbre para lograr el crecimiento personal y colectivo.
  • Tener una visión optimista que nos permita esperar resultados favorables sin dejar de observar la realidad de las situaciones que puedan surgir.
  • Vivir el presente celebrando los logros propios y del equipo, creando compromiso con la excelencia del desempeño laboral.

La Gestión de la Felicidad en el trabajo no se trata de una moda empresarial, ni de un romanticismo mal entendido. Por el contrario, se fundamenta en los hallazgos de investigaciones que sustentan que la inversión sobre la felicidad laboral repercute en los resultados económicos de la organización.   La felicidad debe tomarse en cuenta desde el punto de vista estratégico por parte de las empresas, con la enorme ganancia de que al trabajarla se apunta también al bienestar y a la calidad de vida laboral de las personas.  En este sentido habría que considerar proporcionar a los colaboradores las herramientas necesarias para desarrollar esquemas personales encaminados a favorecer el equilibrio de la vida laboral con las demás áreas, ya que la felicidad en el trabajo es importante para estar satisfecho con la vida en general.

Varios estudios y encuestan revelan que las personas felices trabajan mejor y se ausentan menos de sus lugares de trabajo. Pablo Claver, conferencista internacional sobre felicidad laboral y escritor del libro ‘Por fin es lunes, 13 recetas para disfrutar de tu trabajo’ afirma que ser feliz es una decisión mental y no es ninguna utopía.

2 comentarios sobre “Gestión de la Felicidad en el Entorno Laboral

  1. Gracias por el aporte, al leer el artículo me volvió a reafirmar lo importante de la empatía en el entorno laboral. Su mirada tan noble de este proceso es muy esperanzadora. El reto no sólo está en las áreas de RRHH, la tarea es de todos los que tenemos personas a cargo, iniciando por nosotros mismos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s